El camino del adiestrador

Empieza una web muy distinta a todo lo que he estado escribiendo. Conocerás el mundo que vivimos a diario algunos educadores caninos.

¿De qué va esto?

Aún me queda mucho por andar, y tengo muchas posibilidades. Veréis qué decisiones tomo, a qué tipo de situaciones me enfrento, cual es mi estado actual, anécdotas y otras curiosidades.

Hablaré sobre mi proceso, sobre mis experiencias en el sector de la educación canina y mi crecimiento como persona.

Estas son cosas que normalmente no se cuentan por pura inseguridad o precaución para no perder credibilidad profesional. Por suerte, a mí no me da miedo mostrarme tal y como soy. Al que no le guste, tiene todo tipo de gente y postureos posibles a su alcance.

¿Porqué?

Aún soy muy joven, y la carrera del educador canino o adiestrador no es corta. A mi parecer, consiste en toda una vida de estar al día y trabajar con ética.

Quiero pensar que estoy actualizado científicamente, que podría ser un adiestrador competente y que aquí difundo información valiosa. Pero sí que reconozco que me falta experiencia. Y creo que puede ser interesante compartir mi aventura.


En episodios anteriores…

Es posible que el artículo de hoy sea uno de los más largos, ya que es el primero y os tengo que poner al día. Intentaré no extenderme demasiado y dejaré algunos temas para otro día. Daré por supuesto que me conocéis, sabéis quién soy y cual ha sido mi trayectoria.

Hasta no hace mucho, he estado viviendo en un piso muy pequeño. Donde casualmente he ofrecido servicios de residencia canina a través de plataformas online como Gudog, que han ido muy bien gracias a mis conocimientos y aportaciones, pero no dan para vivir.

Mientras hacía esto he estado trabajando en una gasolinera local alrededor de un año y medio — si, un investigador científico con master ahora te repone la gasolina — . Más tarde he empezado a trabajar en un super… Vamos, que estoy en mi edad de oro laboral — nótese el sarcasmo.

Eso no es todo. Ahora que en agosto acabé mi curso-certificación como adiestrador, también he empezado a ayudar a algunos amigos con sus perros. De eso podría hablaros en otro artículo, para no hacer este artículo eterno. Por ahora está la cosa un poco pausada. Y veréis porqué.


La dichosa licencia PPP

Haciendo de residencia canina me he encontrado con el problema de los PPP, o Perros Potencialmente Peligrosos. No puedo tener ni manejar perros de raza PPP si no tengo una licencia, las multas pueden ser de 3000€.

Según he entendido, es una “ley” que ha salido para asegurarse de que sólo personas sanas física y psicológicamente puedan tener y manejar ciertas razas de perros que por sus características físicas o de conducta, se consideran peligrosas. Es como sacarse una licencia de armas.

Por ejemplo, el American Staffordshire — una raza muy popular — se considera peligroso, por “su conducta desafiante” y sus mandíbulas poderosas.

Si tienes un perro de esta raza debes—en España — hacerte un seguro específico para cubrir los daños que el perro pueda ocasionar, una certificación médica de aptitudes físicas y psicológicas y pedir una licencia al ayuntamiento, que podrían no dártela si ven que tienes antecedentes penales de cualquier tipo.

Entre otras cosas, me parece pura estigmatización. Pienso que la raza no es tan importante como la educación que un dueño le da a su perro. A algunos dueños no deberían dejarles tener perro sin una formación, aunque este sea un caniche toy.

Ayer conseguí lo último que me faltaba, la certificación médica (para la cual hay que aflojar 50 €). Y mejor no os digo lo que me han costado otras cosas.

Estos días iré al ayuntamiento para pedir la licencia PPP de manejo general, y veremos si me la dan — a pesar de llevar desde inicios de agosto con el temita. A las malas, no podré manejar ciertas razas que merecen los mismos derechos de residencia y/o educación que un perro normal. Me parecería muy injusto.


Mudanza

Esto va a cambiar radicalmente mi vida. Y es que me estoy mudando

Me voy del pisillo donde no podía haber más de una persona en la cocina, a una cabaña de un pastor reformada de tres habitaciones y dos plantas que está delante de una masía. Creo que es un lugar idóneo para expandir la residencia canina y ganarme la vida con el tema de los perros. Ya iba siendo hora.

La casa, la verdad es que tiene de todo: rodeada de naturaleza, tiene terreno, lugares pensados para tener animales, un río al lado, y bichos de todo tipo — gatos, vacas, escorpiones, salamandras, alguna serpiente incluida en el pack.

Tengo que reconocer que el alquiler no será barato, pero entre el trabajo en el super y empezar con lo de la residencia esperamos poder estar ahí mucho tiempo. Para empezar hay que invertir, y es un sacrificio menor. Aparte del tema vocacional, es un tipo de casa donde siempre hemos querido vivir.

Hasta noviembre no entraremos, pero iremos haciendo la mudanza cuando se pueda, y es posible que me quede con poco tiempo para publicar cosas. Pero la cosa cambiará a mejor

En la nueva casa estaré la mar de tranquilo para escribir. Seré mucho más productivo, y es que tendré un despacho para mí sólo y mucho más silencio — menos distracciones que trabajar en el comedor — .

Aunque obviamente vivir en la montaña tiene sus propias desventajas

Algo que no me gusta es el tema de la cobertura de internet, ya que allí no hay mucho, por no decir que aparentemente no hay línia de teléfono. Pero alguna solución encontraremos, con el tiempo… Incluso si es volver a la “prehistoria de internet”, cuando sólo me conectaba en el cibercafé.

También, el sitio puede ser peligroso cuando nieve, pero eso ya se irá viendo y haremos lo que podamos. Al empezar en noviembre nos encontraremos con el invierno de cara y pasaremos por lo peor antes, lo cual me parece bien. Será una prueba de fuego.

Yo creo que es un pack, que no todo el mundo aceptaría. Pero puede marcar un antes y un después en nuestras vidas.

¿Ahora qué?

Voy a estar una temporada trabajando y mudándome, por lo que apenas voy a tener tiempo para nada, pero voy a seguir releyendo uno de mis libros favoritos. Si puedo, actualizaré mi estado aquí o en las redes sociales.

Si quieres puedes activar las notificaciones de la web para que te llegue un aviso cuando publique novedades

Deja un comentario